Dolor en las relaciones sexuales


dispareunia_dolor_suelo_pelvico_fisioterapia_coruna

El dolor durante el coito o dispareunia es muy común, casi 3 de cada 4 mujeres experimentan dolor durante las relaciones sexuales en algún momento de sus vidas. En algunos casos, el dolor representa sólo un problema temporal, sin embargo, en otros perdura en el tiempo.

El origen de la dispareunia puede deberse a múltiples causas. En ocasiones está relacionado con afecciones ginecológicas (dermatitis, infecciones, etc.), cicatrices de episiotomías, hipertonías o contracturas musculares o lesiones en el tejido musculofascial durante el parto. Podemos diferenciar dos tipos de localización del dolor superficial a la entrada o profundo al fondo de la vagina.

Hasta un 40% de las mujeres después de dar a luz presentan dispareunia durante los 3 primeros meses de posparto. La mayoría de los casos provocada por la cicatriz de la episiotomía (corte quirúrgico en la vulva que requiere una sutura). Muchas mujeres requieren un tratamiento miofascial por fibrosis de la cicatriz o dolor antes de comenzar cualquier tipo de programa posparto: ejercicios de Kegel, bolas chinas, Hipopresivos, etc. Por ello es fundamental realizar una correcta valoración del suelo pélvico para poder aplicar la técnica más adecuada a cada caso.

Existen diversos estudios científicos que abalan la efectividad de la Fisioterapia en los casos en los que hay una hipertonías o contracturas musculares (Bergeron et al 2001; Bergeron et al 2002). La utilización de técnicas como el masaje, técnicas de inhibición, estiramiento de la musculatura del suelo pélvico y el biofeedback para disminuir el excesivo tono perineal resultan eficaces en el tratamiento de patologías cómo vulvovestibulitis, vaginitis, vaginismo, etc.

Los objetivos principales de estas técnicas de Fisioterapia son:

  1. Disminuir el dolor.
  2. Inhibir la musculatura.
  3. Normalizar la función sexual.

Hay muchas causas de dolor durante las relaciones sexuales. El éxito del tratamiento depende de encontrar la causa correcta que lo origina. Esto nos lleva a una valoración y tratamiento multidisciplinar de las mujeres. En los casos en los que hay afectación de los tejidos musculofasciales la Fisioterapia está indicada. No dudes en consultar con un Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico si este es tu caso.

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *