Descubriendo el suelo pélvico: Primera Parte


suelo_pelvico_fisioterapia_coruna

Puede que hayas escuchado alguna vez hablar del suelo pélvico, sí estás embarazada seguro que te suena de algo. Si no es así no te preocupes porqué hoy os respondemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre él.

¿Qué es?

El suelo o diafragma pélvico es el conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierran la cavidad del abdomen y la pelvis por su parte más inferior. Tanto hombres como mujeres lo tienen, aunque obviamente con algunas diferencias anatómicas.

¿Cuáles son sus funciones más importantes?

  • Controla la orina y las heces, y favorece un correcto vaciado de la vejiga y el intestino.
  • Participa en la función sexual, con un importante papel en la erección y en la eyaculación en el hombre. También en el orgasmo de la mujer.
  • Sirve de soporte para los órganos pélvicos: vejiga, recto y útero en el caso de la mujer.

Por estos motivos, un suelo pélvico debilitado por factores como la edad, embarazo, parto, deportes de impacto, estreñimiento crónico, cirugías de abdomen/pélvicas o de próstata, puede causar alteraciones en cualquiera de las funciones mencionadas anteriormente.Ejercicios-Kegel-embarazadas Fuente

¿Cómo puedo localizarlo?

Tomar conciencia de esta musculatura e identificarla no siempre es tarea fácil para algunas personas. Algunos consejos que puedes seguir son:

  • Puedes palpar el núcleo central del periné buscando un punto entre la vagina y el ano o entre los testículo y el ano. Cuando contraigas notarás cómo se pone en tensión e incluso se eleva ligeramente.
  • Echa un vistazo para ver que ocurre ahí abajo. Con la ayuda de un espejo podrás visualizar el movimiento.

Las órdenes verbales que solemos dar los Fisioterapeutas para conseguir la contracción de estos músculos son las siguientes:

  • ‘imagina que quieres aguantar un gas’
  • ‘haz cómo si quisieses aguantar las ganas de hacer pis’
  • ‘haz cómo si fueras a cortar el chorro de orina’
  • y en el caso de los hombres añadimos … ‘intenta traccionar del pene hacia adentro’ o ‘intenta elevar los testículos’

Si con esto seguimos sin conseguir identificar estos músculos podemos realizar el ‘stop test’. Esta prueba consiste en cortar el chorro de la orina cuando estamos haciendo pis. Es importante saber que esto sólo es un test que debe realizarse de forma puntual y no debe realizarse habitualmente puesto que podría generar problemas en el vaciado de la vejiga.

¿Qué cosas no pueden ocurrir cuando contraemos el suelo pélvico?

  • No debemos realizar una maniobra de Valsalva, es decir aguantar el aire y empujar. A esto se le denominamos ‘inversión de la orden perineal’ y es lo contrario de lo que debemos realizar.
  • Tampoco debemos contraer los aductores ni los glúteos. Si esto ocurre puede ser debido a que estamos realizando mal la contracción por falta de conciencia o que nuestro suelo pélvico está demasiado débil.

Si sientes que no eres capaz de contraer tus músculos o te parece que no estás haciendo bien los ejercicios, consulta a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico. ¡No esperes más y comienza a practicar!

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *